Apicultura OnLine - Abejas - Miel argentina Maquinarias Apícolas Exportador Laboratorio MALABRIGO - SANTA FE - ARGENTINA Staff Sorteo Bolsa de trabajo & Cartelera Encuesta Ayuda Links Home GRATIS: suscríbase al newsletter de Apicultura OnLine Honig aus Argentinien Honey from Argentina Encuentre lo que necesita sobre apicultura, abejas y miel La conexión al mundo apícola Revista de apicultura Información Apícola Apicultura en la radio
destáquese de la competencia!

ARTICULOS TECNICOS: Reinas

 BASES FISIOLOGICAS PARA LA CRIANZA DE REINAS (PDF)

 ALMACENAMIENTO DE ABEJAS REINAS

 ESPECIES Y RAZAS DE ABEJAS

 ¿POR QUÉ TENER UNA REINA JOVEN?

 PRINCIPIOS DE SELECCION (PDF)


ESPECIES Y RAZAS DE ABEJAS
Rossy Castillo Orozco Pto. Apicultor y Criadora de reinas.

Olmué, CHILE rossybee@terra.cl , colaboración especial.

Las abejas han llamado la atención de la humanidad desde el principio de su evolución y así la miel y la cera han sido parte integral del sistema social humano desde hace por lo menos 5.000 años o más. Las fascinantes criaturas que nos proporcionan estos y varios productos más son conocidas generalmente como abejas melíferas.
El origen de la abeja se remonta, según fósiles, a varias decenas de millones de años. Las teorías plantean la posibilidad que las abejas desciendan de una derivación de las avispas a mediados del Período Cretáceo, más o menos unos cien millones de años atrás. Esto coincidiría con la aparición de las angiospermas como vegetación dominante. En todo caso la aparición de las abejas realmente está ligada a la aparición de las angiospermas, es decir desde cuando las plantas comienzan a desarrollar flores aromáticas, de diversas formas y colores agregando a esto la producción de néctar y polen como atrayentes para las abejas. Éstas a su vez efectuaban, como hasta hoy, la transferencia de polen entre las plantas contribuyendo a la propagación y conservación de las especies vegetales. La evolución paralela de estos dos grupos ha sido uno de los temas dominantes en la historia actual de la evolución.
Agrupada bajo el Filum Artrópodos, Clase Insectos, Orden Himenóptera y Super Familia Apoidea, la abeja es el insecto más conocido y estudiado del mundo.
Existen actualmente 10 u 11 familias de abejas con casi 700 Géneros y 20.000 Especies. Entre ellas la familia Apidae está compuesta por 3 Subfamilias: Apinae, Meliponinae y Bombus. Todos ellas se caracterizan por presentar un comportamiento social y por tener una corbícula o canastillo de polen en la superficie exterior de las tibias de las patas posteriores.
La Subfamilia Apinae tiene un solo género: APIS, compuesto de nueve especies. El concepto de especie dice: “Conjunto de seres vivos unidos por lazos de descendencia que se pueden cruzar dando origen a individuos semejantes a ellos mismos”. Entre estas nueve especies reconocidas por ahora (seguramente aparecerán otras), la especie Apis mellífera es, económicamente, la más importante. Entre las especies de Apis y sus razas, aquellas nativas de regiones con inviernos fríos (zona norte templada) acumulan en general más miel que las nativas de regiones tropicales donde el vuelo y la pecorea no son interrumpidos por un largo período de tiempo. El género Apis es aparentemente de origen tropical, en especial de la India y del Sudeste de Asia.
En el pasado hasta los años 60 se reconocían sólo cuatro especies del género Apis:
A. mellífera, A. dorsata, A. cerana, y A. florea. Sin embargo esta aseveración se ha ido modificando con el pasar de los años a raíz de los estudios que se hacen constantemente sobre la abeja. De estas cuatro especies la más difundida en todo el mundo es la Apis mellífera debido al enorme interés económico que ella representa y por su importante lugar en la cadena alimenticia.
En 1980 en Nepal, se reconoce a Apis Laboriosa, la especie de mayor tamaño y su clasificación genera la revisión de las especies tradicionales. En esta ocasión la reclasificación se basa no sólo en las medidas morfológicas convencionales sino también en estudios que tienen que ver con el comportamiento y con análisis genéticos y bioquímicos.
En 1987 se clasifica Apis andreniformis, la abeja más pequeña del mundo y se confirma como especie separada de Apis florea, ambas del sudeste de Asia.
En 1988 se reconoce también como una especie independiente de A. cerana a la “abeja roja”, Apis koschevnikovi.
Más tarde, en 1996, se identifican dos nuevas especies: Apis nigrocinta, en Indonesia y Apis nuluensis. Por lo tanto actualmente están reconocidas y clasificadas 9 especies del género Apis. A las 4 tradicionales se agregan: A. laboriosa, A. andreniformis, A. koschevsnikovi, A. nuluensis, A. nigrocinta.
El Sudeste de Asia es el hogar de ocho de las nueve especies. La apicultura con la especie Apis mellífera (abeja europea) fue introducida finalmente a esta zona (Sudeste de Asia) existiendo ahora más de 200.000 colonias que contribuyen al mercado de la miel y la jalea real.


DIFERENCIAS ENTRE ESPECIES

Las diferencias entre especies son varias:
- Tamaño de los individuos: varía desde Apis laboriosa que es la de mayor tamaño y Apis andreniformis, la más pequeña.
- Número de panales de sus nidos: desde un solo panal simple, es decir obrado por un solo lado, a panales paralelos trabajados por ambos lados.
- Lugar elegido para el nido: rocas, árboles, cavidades.
- Tamaño de las celdas: variados según tamaño de las abejas.
- Número de habitantes por colonia: muy variado.
- Época de apareamiento: ligada a la época de enjambrazón reproductiva.
- Lugar de apareamiento: sólo en el área de congregación de zánganos.
- Hábitos migratorios: ligados a la disponibilidad de alimento.

Sin embargo, la diferencia más importante entre las especies es la morfológica y se refiere, fuera del tamaño, a la forma del endofalo del zángano. La estructura de los genitales es específica para cada especie y éste es un factor determinante que previene e impide los apareamientos entre reinas y zánganos de diferentes especies.
En cuanto a la secuencia de los períodos de apareamiento ésta sigue un patrón de correlación de tamaño: las abejas enanas, A. andreniformis y A. florea son las primeras en salir enseguida del mediodía. El siguiente periodo de apareamiento, en la tarde temprano, lo ocupan las abejas que anidan en cavidades o colmenas: A. mellífera y A. cerana; las de mayor tamaño, A. dorsata y A. laboriosa, lo hacen al atardecer. Sin embargo, el período de apareamiento suele diferir entre poblaciones de la misma especie de diferentes regiones.
Todas las pecoreadoras de todas las especies son capaces de recordar su ubicación y todas hacen baile de orientación.
De estas especies la única difundida a escala mundial es Apis mellífera debido a su gran capacidad de adaptación a cualquier clima; todas las restantes se encuentran en Asia.


ESPECIES

Apis laboriosa
Esta especie Apis laboriosa o abeja de las rocas, reconocida en 1980, era originalmente clasificada junto con Apis dorsata como la abeja gigante de la India. Sin embargo, debió reclasificarse al comprobarse diferencias morfológicas con A. dorsata además de las diferencias en cuanto a segregación de su hábitat y a sus hábitos de apareamiento.
A. laboriosa es la abeja de tamaño más grande que existe (18mm), es ligeramente más grande que A. dorsata y construye su nido en lo alto de las rocas, de ahí su nombre de “abeja de las rocas”. Sus nidos están ubicados entre los 1.200-3.500 metros de altura y consisten en un panal simple (obrado por un solo lado) adherido en forma horizontal a un borde de roca protegido de la lluvia y el sol; esta altura supera a las alturas de los nidos de A. dorsata y debido a que ambas especies emigran estacionalmente nunca se encuentran presentes en la misma área en la misma época del año. Su gran cantidad de pelo les permite soportar bien las bajas temperaturas de las alturas. El tamaño del panal es de casi dos metros de ancho por casi 1,2 m de alto. El lugar del panal donde se ubica la cría tiene más de 4 cm. de espesor con celdas de 2 cm. de profundidad. El tamaño de las celdas de cría es igual tanto para obreras como para zánganos. Sus colonias emigran regularmente en busca de alimento construyendo cada vez sus nidos. Tienen un alto comportamiento defensivo. Esta es la única especie de Apis que no es tropical. Se encuentra sólo al pié de los Himalayas de China, India y Nepal.

Apis Dorsata
Conocida como la “abeja gigante de la India” y de menor tamaño que A. laboriosa, vive también al aire libre y cuelga su único panal simple en altas ramas de los árboles que los locales suelen llamar “ton phung phee” que significa “árbol mágico de abejas”. La especie consta de dos razas: Apis dorsata dorsata y Apis dorsata breviligula, esta última más agresiva. En lugares donde hay buena alimentación, polen y néctar, es posible encontrar árboles hasta con 100 colonias de A. dorsata. Esta agrupación se debe a que A. dorsata es la única abeja que construye sus nidos en forma gregaria. También suele anidar en cornisas de edificios altos. Las colonias tienen de 30 a 50 mil individuos. El panal simple y expuesto mide un metro y medio de ancho por uno de alto y tiene aproximadamente 23.000 celdas. La organización del panal es similar a la de las otras especies: almacenamiento de miel en la parte superior, seguida por almacenamiento de polen, cría de obrera y de zánganos. La parte inferior del panal es el área donde las abejas llegan y salen de pecorea como también el lugar donde las exploradoras hacen sus bailes para avisar de nuevas fuentes de alimento. Estos bailes se hacen en la superficie vertical del panal y las abejas deben tener una clara vista del cielo para observar la posición exacta del sol.
Las obreras de A. dorsata vuelan en las noches cuando la luz de la luna es adecuada. La profundidad de las celdas de cría es de 16 mm y el diámetro de 5,6 mm. Todos los individuos son producidos en el mismo tipo de celdas. El tamaño de una obrera adulta de esta especie es similar al de una reina italiana ,16 mm, y el color de su cuerpo es amarillo con los tergitos 2 y 3 de color café rojizo. El tamaño de la reina es de 20 mm. La miel es almacenada en la parte superior del único panal que tiene un grosor de hasta 45 cm. con celdas para miel de 23 cm. de profundidad.
A. dorsata presenta un alto comportamiento defensivo cuando su nido es molestado y suelen perseguir a sus víctimas. Sus nidos han sido depredados por el hombre desde la antigüedad y actualmente se organizan verdaderas “cacerías” donde los cazadores de abejas (bee-hunters) deben pagar a los dueños de los terrenos donde se encuentran los árboles de abejas para que se les permita efectuar sus cosechas. Algunos prefieren trabajar de noche. La cosecha consiste en corte del único panal con miel, polen y cría. La cría se usa para elaborar diferentes recetas culinarias bastante apetecidas por su sabor y su alto valor nutritivo.
Apis dorsata es el huésped natural del ácaro Tropilaelaps clareae.

Apis Cerana
Esta especie es la única abeja local que permite un manejo por el hombre debido a las características de su nido y a su naturaleza no migratoria. La apicultura con Apis cerana se ha practicado por cientos de años en Asia. Las cosechas típicas de colonias modernas manejadas en cuadros móviles son de 15 kilos por colonia. Las abejas toleran las pestes locales (Varroasis) y se desenvuelven bien en su entorno natural. Sin embargo, tiene algunas desventajas como: tamaño pequeño de la colonia, de 20 a 30 mil abejas; la fuerte tendencia a la enjambrazón y sus hábitos migratorios (absconding o abandono total del nido) que provocan grandes problemas y dificultan la introducción y la cría de reinas; el pequeño rango de pecorea (menor a 1 km); tendencia al pillaje; frecuente presencia de obreras ponedoras.

Esta especie presenta las siguientes subespecies o razas:
- Apis cerana japonica
- Apis cerana cerana
- Apis cerana indica
- Apis cerana himalaya


APIS MELLIFERA

De todas las especies, la más conocida, difundida y estudiada es Apis mellífera y ha sido llevada por el hombre a todo el mundo. Esta especie, como todas, se subdivide en razas y al estar tan difundida se habla de razas geográficas.

I.- Este
1. A. m. anatolica
2. A. m. adami Ruttner
3. A. m. cypria
4. A. m. syriaca
5. A. m. meda
6. A. m. caucásica
7. A. m. armeníaca

II África tropical
8. A. m. lamarckii
9. A. m. yemenitica
10. A. m. litorea
11. A. m. scutellata
12. A. m. adansonii
13. A. m. monticola
14. A. m. capensis
15. A. m. unicolor

III Mediterráneo
1. Mediterráneo Occidental: Norte de África
16. A. m. sahariensis
17. A. m. intermissa

2. Mediterráneo Occidental y Norte de Europa
18. A. m. ibérica
19. A. m. mellífera

3. Mediterráneo Central y Sur de Europa
20. A. m. sicula
21. A. m ligústica
22. A. m. cecropia
23. A. m. macedonia
24. A. m. carnica

Apis florea
Esta pequeña abeja cuelga su único panal simple, del tamaño un poco mayor que la palma de una mano, en algún arbusto de tamaño generalmente no muy alto. Para prevenir el ataque de hormigas y otros insectos las abejas aplican una sustancia resinosa y pegajosa en la base de sus nidos. Su panal mide aproximadamente 25 cm. de diámetro y su producción de miel es de 1 kilo.
A. Florea se cosecha junto con sus nidos y es vendida en los mercados rurales. No ha sido posible criar esta especie en colmenas.

Apis andreniformis
Esta abeja es ligeramente más pequeña de A. florea y no tiene mayores diferencias con ella a excepción de la forma y tamaño del endofalo que no permite su cruzamiento.

Apis koschevnikovi
Es de color rojo cobrizo y de mayor tamaño que Apis cerana. Hace su nido de panales múltiples en cavidades. Debido a las diferencias con las otras especies en tamaño del endofalo y momento del vuelo de apareamiento de los zánganos se ha reconocido como otra especie. Su importancia desde el punto de vista apícola no está clara aún.
Apis nigrocinta
Esta especie se encontró en 1988 en Indonesia; al igual que la anterior se reconoce como otra especie por la morfología del endofalo y el momento del día en que el zángano efectúa su vuelo de apareamiento.

Apis nuluensis
Esta nueva especie fue registrada en 1998 al este de Malasia, Borneo, debido al punto de vista morfológico y de DNA. Al igual que A. nigrocinta la distribución de esta especie es limitada.


CARACTERISTICAS GENERALES DE APIS MELLÍFERA

Esta especie ha sido difundida por el hombre en todo el mundo. Originaria de África y Europa fue introducida a las Américas en el año 1600. En 1784 se llevaron desde Florida a Cuba. Desde España se llevaron a Portugal y América del Sur llegando a Chile en 1848.
Apis mellífera construye su nido en espacios cerrados y éste consiste en una serie de panales paralelos. Económicamente es de gran valor para el hombre por sus productos, en especial la miel pero su mayor importancia está en el trabajo de polinización que realizan. En ese sentido no hay insecto comparable a la abeja melífera debido al manejo que el hombre puede hacer con ella.
Apis mellífera consta por lo menos con 30 razas distintas y algunas diferencias entre ellas son: color, tendencia a enjambrar, reinas, actitud defensiva, tendencias en cuanto a desarrollo de cría, etc.
Las razas se pueden también dividir, a grandes rasgos, en abejas europeas y abejas africanas. Las abejas que existen hoy en América son una heterogénea mezcla de razas de abejas europeas excepto la abeja africanizada que es el resultado de un desafortunado cruce de europeas con africanas donde predominó el carácter agresivo y enjambrador de estas últimas.
Las razas más usadas son: A. m. ligústica o italiana, A. m. mellífera o abeja negra, A. m. cárnica o carniola, A. m. caucásica. A partir de las razas existen las líneas que son el resultado de cruces en búsqueda de las mejores características de cada raza (Starline, SMR, Buckfast, Cordovan, Alta Peace, etc.).

Características de A. m. ligústica
Ventajas
- Es la más popular debido a su alta capacidad de adaptación a cualquier clima.
- Mansedumbre
- Buena recolectora de néctar y polen
- Buen comportamiento higiénico
- Poco propolizadora
- Excelente pecoreadora
- Buena constructora de panales

Desventajas
- Alto consumo de alimento
- Dificultad para invernar (gran consumo de alimento)
- Pobre sentido de orientación (deriva)
- Pilladora

Características de A. m. cárnica (Carniola)
Ventajas
- Desarrollo temprano
- Mansedumbre
- Longevidad
- Buena capacidad de pecorea
- Buena capacidad de invernada
- No pilladora
- Poco propolizadora

Desventaja
- Enjambradora

Características de A. m. caucásica
Ventajas
- Mansedumbre
- Poco enjambradora
- Tranquilidad sobre el panal
- Pecorea a bajas temperaturas y condiciones climáticas desfavorables
- Buena capacidad de invernada

Desventajas
- Desarrollo tardío en primavera
- Tendencia al pillaje
- Propensa a la deriva
- Tendencia a hacer falso panal
- Excesivamente propolizadoras
- Sensibles a infecciones de Nosema


CONCLUSIONES

Finalmente espero haber aclarado conceptos y haber contribuido a que los apicultores sepan qué abeja están manejando y de dónde viene este maravilloso y útil insecto.

BIBLIOGRAFÍA
1. Ruttner F. 1988; Biogeography an Taxonomy of Honey bees.
2. Biodiversity of honey bees in Thailand.
3. Races 1994; Kim Flottumm and Diana Sammataro; Bee Culture.
4. Reproductive isolation among species of the genus Apis; 2.000, Nikolaus Koeniger and Gudrum Koeniger; Apidologie.
5. Bees and beekeeping in Asia Dr. Tadaharu Yoshida; Farming Japan 1999.
6. Problems of beekeeping in Asia Dr. Jun Nakamura; Farming Japan 1999.
7. Ecological characteristics of Asiatic Hive Bee and its possibility as Apicultural Species. Dr. Masami Sasaki; Farming Japan 1999.
8. Bees and Bekeeping, Eva Crane, 1990; Cornell University Press.
9. Comunicación personal con Stephen Petersen, Consultor Apícola, Fairbanks, Alaska, especialista en especies asiáticas.

Apis mellífera

Nido - Apis dorsata

Apis cerana

Apis mellífera carnica

Apis mellífera scutellata

Apis florea

Nido - Apis florea

Nido Apis andreniformis

Obreras dispuestas a
atender a la reina

Sistemas de banco de reinas

Sistemas de banco de reinas

Jaulas para reinas

Jaulas para banco




¿POR QUÉ TENER UNA REINA JOVEN?

Por la Sra. Rossy Castillo Orozco, Perito Apicultor, Olmué, Chile, colaboradora de Campo & Abejas y Apicultura OnLine
Extraído de Campo & Abejas Nº 34, página 10.

Hay algo que diferencia a un apicultor de un "tenedor de abejas o abejero" y eso es el tema del cambio de reinas, porque si lo pensamos un poco "¿porqué cambiar la reina?" si todos los apicultores saben que cuando la reina envejece la colonia la reemplaza en forma natural. ¿Para qué intervenir en el curso normal de las cosas? La respuesta es breve y simple: somos apicultores y no abejeros y ser apicultor significa que tenemos claro el concepto de manejo y que a través del manejo ayudamos a la colonia en su trabajo de obtener una buena cosecha.

La buena práctica de la apicultura consiste en considerar los cuatro principios fundamentales del manejo:

1- Cada colonia debe tener una reina joven de buena procedencia genética.
2- Cada colonia debe tener una adecuada y suficiente provisión de miel y polen.
3- Cada colonia debe mantenerse libre de enfermedades y parásitos.
4- Cada colonia debe estar correctamente instalada en una buena colmena y protegida de condiciones climáticas extremas.

Los grandes productores admiten y reconocen el valor de una reina joven aún cuando no la reemplacen tan a menudo como ellos quisieran. Muchas veces se encuentran limitados por flujos de caja, la dificultad de obtener grandes cantidades de reinas y también el trabajo que implica este manejo de reemplazar un gran número de reinas. Sin embargo, lo más importante es que todos estos apicultores exitosos tienen gran conciencia del valor de una reina joven.

A veces el costo de una reina parece ser una barrera: 10-12 dólares por una simple reina! Pero esto no debe influir, es necesario hacer un balance entre el costo y los beneficios. Mirado de otra forma: el costo de una reina equivale a tres marcos con miel, es decir 10 kilos de miel y en el peor de los casos, en una muy mala cosecha una reina joven aumentará su producción en mucho más de eso, generalmente aumentará por lo menos en un alza. Y no es sólo esta la diferencia, ya que mantener una reina joven en una colonia hará el manejo más fácil, más predecible y no habrá tendencia a la enjambrazón -aunque hay que aclarar que son varios los factores que afectan la enjambrazón, incluyendo la superpoblación, clima y, de todos, la edad de la reina es la primera causa-.

Una colonia liderada por una reina joven se desarrollará en forma pareja produciendo gran número de pecoreadoras para la recolección tendrá tendencia a fallar justo en momentos críticos. Pero surge la interrogante: ¿cuándo una reina es vieja? Recordemos que pueden vivir 5 años o más. En la práctica muchos apicultores dirán que hay que tratar de tener las reinas de menos de dos años de edad; esto no quiere decir que las reinas no son buenas después de dos años pero significa que su rendimiento bajará en forma notoria (más del 20%). La recomendación es el cambio de reinas, ojalá una vez por año si es posible, más aún cuando hablamos de climas templados con inviernos benignos.

Sin embargo, para hacer este cambio o renovación existen dos dificultades: una es conseguir las reinas cuando se necesitan y la otra es a veces encontrar la reina que se debe reemplazar y en especial introducirla correctamente. El primer problema se soluciona haciendo el pedido de reinas en forma oportuna, es decir con bastante tiempo, no una o dos semanas antes sino un par de meses antes de tal forma de asegurarse. No hay que olvidar que todos los apicultores quieren las reinas en casi las mismas fechas, y si el clima no acompaña los criadores no podrán asegurar fecha de fecundación y el despacho se atrasará con los problemas que ello implica. Las reinas nuevas deben estar disponibles temprano para que la colonia pueda desarrollarse y evitar una enjambrazón temprana, situación muy común. El tiempo ideal para el cambio de reinas es a fin de temporada, en otoño. Sin embargo, igual deben reservarse con meses de anterioridad.

El otro problema es la introducción de una nueva reina. En este sentido hay muchos métodos y algunos que sirven para unos, no resultan para otros. Hay tres reglas comunes para todos los métodos de introducción:
1- la colonia debe estar absolutamente huérfana;
2- debe estar alimentada; y
3- debe tener abejas jóvenes emergiendo.

La primera regla es obvia. La orfandad debe ser de no menos de 7 días (recordar proceso de metamorfosis). En cuanto a la segunda: ¿por qué debe alimentarse?, porque las posibilidades de aceptación de una nueva reina se reducen cuando no hay entrada de néctar, por lo tanto es recomendable alimentar por lo menos unos 4 ó 5 días antes de la introducción. Por último (tercer regla) debe tener abejas jóvenes ya que se dificulta mucho la introducción de una reina en una colonia que ha estado huérfana y con toda la cría ya nacida. En esas condiciones es preferible tomar de otra colmena dos o tres marcos de cría naciente y agregarlo a la colonia sin cría antes de introducir la nueva reina. No hay que olvidar que la reina es alimentada por abejas jóvenes que tienen en actividad sus glándulas hipofaríngeas. Sin estas abejas jóvenes en la colonia las chances de que la reina sea bien aceptada son insuficientes.

Finalmente el reemplazo de las reinas de sus colonias es una de las técnicas de manejo más beneficiosa que puede hacer el apicultor: el manejo primaveral se hará más fácil, se reducirá el riesgo de enjambrazón y estimulará y ayudará a la colonia a desarrollar su población para recolectar la máxima cosecha. También se verá reducido el riesgo del estrés de la colonia, ayudándola a controlar posibles enfermedades, y si la colonia es agresiva el cambio de reina cambiará completamente su temperamento haciendo de la apicultura la actividad agradable que siempre debiera ser.

BIBLIOGRAFÍA

The Hive and the Honey Bee, DADANT; 1992.
Regresar al inicio de página

ALMACENAMIENTO DE ABEJAS REINAS

Por Ing. Agr. Osvaldo Atela, Director de la Cabaña Pedro J. Bover, Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires.

Extraído de la revista Ciencia y Abejas (MAA) Nº 40 (marzo-junio 2002), páginas 9 a 13.


INTRODUCCIÓN
En todos los establecimientos productores de abejas reinas, la colmena banco pasa a ser una herramienta más dentro del plantel de colmenas dedicadas a cumplir este objetivo. La continua demanda de reinas, tanto en primavera temprana como a fines de temporada, nos ha llevado a investigar los diferentes métodos de almacenamiento ya existentes, adaptarlos, determinar su eficacia y su eficiencia para nuestras zonas apícolas y su posterior adopción.
Principalmente en los países de climas templados, tratan de desarrollar este sistema para invernar reinas fecundadas y poderlas ofertar a principios de temporada a países o regiones con climas más rigurosos en donde se hace muy difícil invernar colonias completas.

Cuando se analiza esta alternativa se deben tener en cuenta las distintas posibilidades de almacenamiento, la calidad de las reinas y el factor económico. Poder adaptar esta forma de trabajo trae aparejado ventajas muy significativas que se describirán a lo largo de este artículo.


MÉTODOS DE ALMACENAMIENTO
Entre las distintas posibilidades de almacenamiento, en experiencias realizadas en nuestro establecimiento se ensayaron con colmenas de un cuerpo con 100 abejas reinas fecundadas y con colmenas de dos cuerpos con 200 reinas cada una. En ambos casos con jaulas individuales para cada una, a diferencia que en uno de los ensayos las abejas tenían la posibilidad de entrar y salir de la jaula y estar en contacto con las reinas a través de una rejilla excluidora.

Este trabajo nos permitió analizar:
1° Cantidad de abejas reinas por colonia.
2° Comportamiento de las abejas obreras que tienen contacto con las reinas.
3° Tiempo de almacenaje.

No hay una cantidad determinante de abejas para una cantidad de reinas fecundadas. Las cantidades ensayadas se comportaron bien tanto para 100 y 200 abejas reinas, mayor cantidad de reinas también fueron bien mantenidas analizadas en un menor rango de tiempo.
En el comportamiento de las abejas sí se ha notado diferencia. Cuando las abejas tienen la posibilidad de estar en contacto con las reinas (por medio de la rejilla excluidora) se produce una mayor agresión produciendo la muerte de muchas reinas enjauladas. En las reinas con tela metálica, que impide el contacto, solamente se puede observar en algunas la falta de trozos de antenas y patas.

Con tiempos de almacenaje de períodos cortos es sumamente exitosa la conservación de reinas, con porcentajes muy altos. Cuando se almacenan fundamentalmente en época invernal la supervivencia de las reinas es más dificultosa y el porcentaje es menor.
Cuando se analizan estos parámetros debemos tener en cuenta la perturbación que sufren los individuos en una colonia al incorporar un gran número de abejas reinas. Es condición fundamental mantener el estado juvenil de las obreras con la finalidad que demuestren la mínima agresividad.

Las feromonas de las abejas tienen un papel muy activo en las diferentes actividades de la colonia. Tienen potencial para una larga serie de mensajes. Entre estos están los que más nos interesan para el ensayo de la colmena/banco, que son:

Mantener una colonia con estado juvenil y reinas fecundadas capaces de estimular obreras a atraerlas hacia ellas para su posterior alimentación (las obreras lastiman y dejan de alimentar mucho más a las reinas vírgenes).

Teniendo en cuenta este comportamiento de las obreras en la colmena/banco, se debe iniciar y mantener un alto porcentaje de abejas jóvenes (característica básica, esencial para mantener su supervivencia).
Para crear y sostener esta característica se pueden agregar cuadros de cría abierta (huevos recién eclosionados), cría cerrada próxima a nacer y paquetes de abejas de cámaras de cría. Generalmente se utilizan estos tres aportes de población cuando la colonia se desequilibra por cualquier eventualidad, ya sea ambiental o poblacional. Teniendo la población equilibrada para una colonia de dos cuerpos es necesario agregar entre cuatro y seis cuadros de cría abierta cada seis u ocho días entre los porta reinas.
Además se debe alimentar cada vez que agregamos cría con jarabe de azúcar o de maíz, más sustituto de polen. Se realizan tratamientos con fumagilina y oxitetraciclina.
Para la época invernal se hace necesario un plantel de colmenas de apoyo, comprimidas y estimuladas para el aporte de cuadros con cría.

Otro aspecto de la colmena/banco, es el tiempo que las abejas permanecen arracimadas, sin atención a las abejas reinas. Mientras está formado el racimo invernal no hay un buen acceso a la alimentación, no hay circulación de obreras para proteger del frío y se producen períodos de inanición. Es recomendable que las colmenas/banco se mantengan en invernáculos para que el período de almacenamiento sea menor.

El ensayo de estos métodos de trabajo con colmenas/banco nos dice que es posible conservar abejas reinas fecundadas durante varias semanas teniendo los siguientes factores bien controlados como son: población, características de la misma, mantenimiento, alimentación y sanidad.


RESULTADOS
Los resultados de los porcentajes de supervivencia son dispares cuando comparamos época de almacenamiento otoño/invierno en oposición primavera/verano. Lo mismo ocurre cuando comparamos la relación reinas en jaulas con tela metálica vs. rejilla excluidora, siendo esta última no recomendable principalmente para uso comercial. La supervivencia no es nunca mayor al 35%. Hay una alta mortandad cuando se permite entrar y salir a las abejas donde están excluidas las reinas fecundadas.
En el período estival la supervivencia fue del 92%, con un 5% de pérdida de reinas muertas y un 3% restante de reinas descartadas por ausencia de trozos de antenas, tarsos y pretarsos.
La supervivencia de abejas reinas en invierno es menor, obteniéndose porcentajes de alrededor del 60%. En diferentes ensayos para esta temporada nunca supera el 65% de supervivencia de abejas reinas. De todas maneras debemos considerarla a esta herramienta como un método viable.




CALIDAD DE REINAS
Los resultados referidos a la calidad de las reinas almacenadas están relacionadas en medición de capacidad de postura y morfología de las mismas. Estos también deberían relacionarse con el tamaño de los ovarios y cantidad de ovariolas.
Las reinas almacenadas durante unas 20 semanas no mostraron consecuencias luego de un almacenamiento prolongado y el nivel de postura y desarrollo de la colonia fue semejante a las reinas fecundadas en esta temporada.


FACTOR ECONÓMICO
En la actual coyuntura por la que atraviesa la situación económica, es sumamente difícil determinar el costo de invernar reinas fecundadas en colmenas/banco. Pero sí podemos enumerar los costos que inciden en su formación y mantenimiento, determinar el valor zonal y elaborarlo.
Cuando analizamos los costos de invernada de reinas en colmenas/banco debemos relacionarlo en este caso con otra alternativa que es invernar las reinas fecundadas en sus nucleros de fecundación. En nuestro caso las reinas provienen de núcleos de fecundación tipo babys o nucleros de 2 cuadros. En cualquiera de las dos alternativas se hace imposible invernar por poca población. En aquellos productores que utilizan nucleros de mayor capacidad (4 ó 5 marcos) se puede contemplar esta posibilidad.

Para analizar los costos de invernar reinas en colmena/banco tenemos que identificar los componentes que la forman:

1) Porcentaje de supervivencia.
2) Cuadros de cría abierta.
3) Cuadros de cría próxima a nacer.
4) Alimento de colmena / banco y colmenas de apoyo.
5) Mano de obra.

CONCLUSIÓN
La continua demanda de reinas hace posible la aplicación de este método de trabajo teniendo diferentes tipos de ventajas de acuerdo al momento de ponerlo en práctica. La colmena/banco de abejas reinas es biológica y económicamente viable. Aún se debe trabajar más para aumentar el porcentaje de supervivencia en época invernal.
Se ha determinado el método de trabajo, descartando todos aquellos donde hay posibilidades de que las obreras lleguen a las reinas, se debe mantener el estado juvenil de la colonia y ofrecer una buena alimentación.
Para nuestra zona el intervalo de almacenamiento de invernada corresponde a unas 24 semanas. Este período puede ser menor si retrasamos el enjaulado de las reinas.



Ventajas
*Disminuir el intervalo de reinas fecundadas por núcleo.
*Obtener reinas en forma temprana para zonas primicia.
*Disponer reinas para colocarlas en colmenas huérfanas.
*Disponer de reinas libres de africanización para zonas afectadas.
*Disponer de stocks para grandes entregas.
*Preservar stocks libres de enfermedades.
*Eficiencia y eficacia en períodos cortos (10 semanas).

Existen otras observaciones dentro de una colmena/banco que necesitan más seguimiento para poder confirmarlos, como por ejemplo:

1.Selección y eliminación de reinas mal fecundadas o enfermas.
2.Eliminación de reina vírgenes.
3.Cortejo obreras individualizadas para cada reina fecundada.
4.No hay diferenciación de celdas reales cuando se mantiene el estado juvenil.
5.Líneas madres con capacidades para invernar.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
- Dietz A.T. Trabajos presentados en Congreso de Apimondia, Budapest, 1982.
- Fert G. Cría de reinas.
- Wyborn, M.H.; Winston, M.L.; Laflamme, P.H. Storning mated queens during the winter in managed honey bees colonies.
- Ciencia y AbejasNº 17, abril 1996. Almacenamiento de abejas reinas.


© Apicultura OnLine todos los derechos reservados.
Se permite la reproducción de temas aislados con expresa indicación de la fuente.

CABAÑAS APÍCOLAS

MAQUINARIA APÍCOLA

LABORATORIO DE ARTÓPODOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE MAR DEL PLATA